domingo, diciembre 03, 2006

BALANCE

Recién se me dio por hacer un balance.
Un balance, por que no… de éste año que pasó, o de mi vida, también, total.
La cosa es que, por alguna razón extraña, me entró la necesidad de hacer el balance.

A lo mejor ni siquiera es eso. A lo mejor es mi musa caprichosa, que viene cuando se le canta, y dice “Hoy, Paco, tenés ganas de escribir”. Y como mi musa además de caprichosa es vaga y poco creativa, me tiró la idea del balance, que me suena más a ejercicio de contaduría que a expresión artística (o casi artística, como puede considerarse una entrada de un blog).
Bueno, teniendo esto en cuenta, a balancear:



¿Pero por donde empezar?

A medida que sigo metiéndole dedo a este teclado roñoso me voy dando cuenta de que el bendito “balance” (necesariamente entre comillas, a partir de ahora) no es más que una excusa para poder seguir metiéndole dedo al teclado roñoso. Puta inspiración vaga y pedorra. Es inclusive ofensivo que me pase algo así, porque hacía ya meses que no escribía una palabra (Excepto por un par de entradas chotas, pero nada más). Y entonces, cuando supuestamente es mi regreso triunfal al mundo de las letras, me pasa esto.

Un balance, que caradura…

Si me pongo las pilas a lo mejor encuentro alguna forma de sacarle jugo a esta frustración, pero lo que me pasa es muy feo. Es como querer hacer una escultura y tener el cincel, tener el martillo, y no tener el bloque de concreto. O no, en realidad sería como tener los cinceles, el martillo, el bloque de concreto, pero no saber como pegarle. No. Tampoco es eso. Tengo los cinceles, tengo el martillo, el bloque de concreto y se como pegarle. Es más, tengo lo más importante que es la voluntad de cagar a martillazos al bloque de concreto, pero no tengo ninguna idea que plasmar mediante esos martillazos. Que cagada.

Y así quedó este textucho, como una piedra deformada por cincelazos y golpes -asestados muy a conciencia, ojo- pero sin ningún sentido real. Sin trascendencia.
Y si me pongo a mirar escritos anteriores ¿A dónde está la trascendencia? Sería muy caradura de mi parte suponer que algo que haya escrito pueda ser trascendente. Entonces puedo decir que con ésta entrada me mantuve fiel a mi propia línea de textos pasatistas e intrascendentales. Línea que vengo siguiendo desde que empecé con el blog.

Ahí tienen el puto balance.

_


(Perdón a los que esperaban la joda usual. Bah, perdón nada; yo siempre dije que este coso no tenía rotulo específico, así que al que no le guste, ajo y agua. Mirá si ahora entré en mi etapa de blogger reflexivo y malhumorado?. Y bueno, repito: AJO Y AGUA)

7 comentarios:

Andrea dijo...

Bueno, no está mal lo de blogger reflexivo y malhumorado -defiendo el gremio, viste..-, mientras no te estanques en eso, no?
Qué se yo..

Y está bien que escribas aunque no te convenza lo que ponés, porque si es por esperar a que la inspiración venga y te ilumine de la nada... estamos fritos. Habrá que escribir boludeces hasta que salga algo que valga la pena, no se..

Es inevitable -aunque el tuyo no haya sido mucho- hacer un balance cuando llega diciembre.. odio los balances y los diciembres.. yo me vengo esquivando para no hacer uno, pero cuando me desconcentro se me aparece, qué mierda.

estebanjh dijo...

Eh gordo como siempre te dije, vos sos un intento de pensador que utiliza palabras que busca en el diccionario, para sentirse un saviondo y lo mas gracioso es que primero lo escribis en el word para ver si te equivocaste escribiendo algo...Nada lo unico que haces es eso...tratar de hacerte el pensador..yo te propongo que empieses a estudiar algo o mejor dicho que hagas algo de tu pobre y miserable vida...sep...tal vez este de mal humor yo pero bueno vos me dejaste que me desquite con vos...porque no haces como yo y decis que sos una persona sencilla que trata de expresar sus sentimientos ante toda un parva de esbirros inadaptados
Me aburri....me fui a estudiar...y Finalmente meti otra materia..
Salud

evi dijo...

el fin de año genera estas cosas en la gente en general, supongo (y espero) que esto haya sido solo un efecto de la cercanía del fin del año, dicho sea de paso, el 31 de diciembre es mi cumpleaños, así que el año nuevo ya no es año nuevo. es mi cumpleaños.

te avisaba

evi

pd: aparte el hecho de que es domingo seguramente ayudó al estilo y al aura del escrito, igual que me ayuda a escribir tantas pelotudeces juntas, porque los domingos no son días muy productivos en general

Nacho dijo...

Cuando empezaba a leer, note cierto malhumor en el texto, y lo confirma el final, me extraña... nunca te vi de mal humor (ironia), el balance... el balance hay que hacerlo quieras o no, porque sale solo, si hiciste mucho lo vas a creer poco y sino al contrario, el ser humano es muy rebuscado y busca siempre la complicacion, asi que si tu balance no da... opta por que te chupe un huevo y ya ta!!!
( Esto que escribi lo tome prestado del libro "Ayudando al soberano en la epoca de balances").
Se feliz, disfruta la vida, deja el balance para el dia en que estes cerca del arpa y empeza a manejar pero antes sacandote las lagañas de los ojos!!!

Saludps cordiales.

Jazmín dijo...

yo estoy haciendo balances todo el tiempo, los odio, pero todos los días digo "hace un año tal cosa" y ahí llega un balance de lo que fue ese año. Diciembre llega con el balance groso, que tampoco tengo ganas de hacer, pero ya va a llegar.

aguanten las etapas de blogger reflexivo y malhumorado. Yo entré en una hace casi dos años jaja. Ja.

saludos

Fender San dijo...

Mirá Paquito, el problema no es la inspiración, sino lo que uno espera de ella.
Mejor, sacarse la expectativa y darle para adelante.
Yo puedo crear quince post en una hora, uno más aburrido que el otro. Y quedan entre los borradores. De hecho, debe haber en este momento quince posts dormidos en borrador.
Pero los dejo decantar, y cada tanto sale alguno que NECESITO escribir y publicar.
Puedo escribir sobre cualquier cosa. Y mi imaginación de extranjero de todo hace el resto.
¿No me creés? Try me...
¿Porqué? Porque no tengo expectativas. Más escribo, más chances tengo de pegar una de muchas...
Vos sos gracioso, reflexivo y entretenido, pero te limitás, chabón.
Vos querés escribir sobre ciertos temas.
Yo escribo, porque si no lo hago reviento.
Venga, son $50 pesos...

juanita* dijo...

pero me parece barbaro... una cosa lleva a la otra... y colorin colorado.

igual como que me quede esperando un balance.. jaja chiste...

adio :)