martes, septiembre 16, 2008

INSENSATA CAVILACION EN MI TRABAJO PORQUE SE CAYO EL SISTEMA Y NO TENGO NADA QUE HACER

Que buena manera de empezar a explicar el concepto de "se me fue de las manos" con un ejemplo tan tonto e insignificante como el titulo de las entradas. Cuando empecé con este blog, desde la primer entrada, tomé la decisión estética de escribir los títulos de las entradas en imprenta mayúscula. A partir de ese momento, todas las sucesivas entradas fueron intituladas con letra IMPRENTA MAYÚSCULA. Tamaño horror. Es horrible, un espanto. Queda muy mal. El hecho es que a medida que el tiempo ha ido pasando (Este blog tiene un poquito más de dos años, me olvidé de hacer la mención de los dos años en abril), yo he ido cambiando las temáticas, la plantilla, todo. Inclusive blogger cambió, y ahora tengo que poner mi mail entero para loguearme. Cuando empecé con este blog teníamos otro presidente, otras políticas. La soja no nos importaba, Evo Morales tampoco, yo vivía en otro lado. Pero el clima se mantuvo. Así, con todos las bipolaridades que quieras. Pero se mantuvo, en su inestabilidad. Hoy por hoy tenemos maquinas del fin del mundo, inmensas aves de metal que vuelan rígidas sin mover las alas, con motores que rugen y rutas de vuelo. Pájaros monstruosos que son seguidos por otros, verdaderos pajaritos de pluma y hueso, y que, irónicamente, son devorados ocasionalmente por las turbinas de estos monstruos. Esta alegoría de las palomitas en las turbinas se aplica perfectamente a esta tendencia humana -o animal- de seguir, idolatrar, cosas que sabemos que no nos convienen. Que sabemos que nos van a devorar. Un español se levanta a las ocho de la mañana, se desayuna una cerveza, se baña, se pone la ropa, y sale a la calle a correr adelante de los toros y a revolearse tomatazos. ¿Que nos pasa? ¿Que te pasa, español? ¡Te volviste loco! ¡Por que no te fuiste a trabajar como todo el mundo! ¡Por qué!. Yo se por qué. Porque se le fue de las manos. A mi con las mayúsculas, al clima con su inestabilidad estable, a las palomas que siguen madres inorgánicas, o a los españoles entomatados en una sala de emergencias con un cuerno de un toro atravesado en el ojete. Se les fue todo de las manos. Se fue todo a la mierda. Ya no somos los mismos, y debería darnos vergüenza. A mí, por lo menos, me da vergüenza ajena.

5 comentarios:

Fender Gebiet dijo...

Como no me saludes cuando por escribir estas estupideces te hagas famoso y te parto el balero en cuatro.

Blanc// dijo...

seee
para terminar el día, me hiciste cagar de risa, luego me dicen a mí qué me fumo!
más bien debería pedirte yo a vos.

lo de las palomas que siguen madres mecánicas está para un libro de filosofía. Pero más que seguirlas, no se estrellan contra ellas? como si las mecánicas fueran madres castradoras que en vez de hacerlas crecer, se las fagocitan?

joAco dijo...

terrible, realmente terrible.

deberías ir a fuimos Jóvenes y escribir algo, no? Ya es hora.

Cassandra Cross dijo...

Dijo Cassandra:

"Valla uno a saber" es un blog que nos ilustra y nos hace piyar de risa, qué lo parió. En la línea de Varela (Lucas, no Hugo) de El Último Paraguas, y similares colgaduras que vale la pena leer".

Seguí estúpido nomás, que vas bárbaro, eh! Con cariñiiiiito teloígo.

Salút!

María dijo...

Paco, te voy a hacer una propuesta totalemte indecente: hacemos un programa de radio juntos?
Dime que si